SIEMPRE LISTOS A LA EXCELENCIA

EMPRENDEDOR JUVENIL

Siempre se dice que la experiencia laboral es la base para desarrollar un buen proyecto y consagrarse como un emprendedor exitoso. En segundo lugar, está la perseverancia y, en tercero, las ganas. Finalmente, todo esto se puede resumir en un par de palabras: muchos años.

Pero, al parecer, esto dejó de ser una regla. O, al menos, así lo están demostrando los escolares del país, quienes paulatinamente han ido incorporando el emprendimiento como una materia más de estudio, pues va más allá de construir una exitosa empresa.

“No toda la educación tiene que ser educación frontal de un profesor enseñando, se pueden generar esquemas de enseñanzas, en formatos de talleres en que los alumnos trabajen en equipos para realizar proyectos e interacción. Este tipo de educación es clave para potenciar habilidades que tienen que ver con el emprendimiento, con el desarrollo de competencias genéricas, que son adecuadas para dicho mundo y la innovación. En la educación básica y media, uno debería enfatizar ese tipo de formación”, explica Eduardo Bitran, vicepresidente ejecutivo de Corfo.

La incorporación de este concepto en las salas de clases es un tema que lentamente ha ido tomando fuerza en el país, en donde cada vez son más las iniciativas e instituciones que buscan unir estos dos mundos.