SIEMPRE LISTOS A LA EXCELENCIA

 

 

VALORES EN ACCIÓN

Amistad: Esta palabra proviene del latín amicus (amigo) que a su vez se deriva de la palabra amor, o bien de la palabra  “animi” (alma) y “custos” (custodia); que significa “el guarda alma”. En griego  se define desde el compuesto a (“sin”) y ego (“yo”), lo que simboliza “sin mi yo”. Estos términos son un ejemplo de las muchas formas con las que se ha denominado a través de la historia este concepto tan importante para las relaciones humanas.

En términos generales la amistad es una relación afectiva que se puede establecer entre dos o más individuos, a la cual están asociados valores fundamentales como lealtad, solidaridad, incondicionalidad y compromiso, lo cual se cultiva con el trato asiduo.

Las relaciones humanas poseen un sinfín de nombres dependiendo de los fines que se persigan. Se encuentra el puro y desinteresado amor maternal, el mitificado amor de noviazgo, el amor matrimonial, el responsable amor familiar, el duradero amor fraternal.

Hay un amor que es muy valioso para los seres humanos: el de la amistad; tan noble es este amor, que ha subido de categoría y está dentro de la escala de valores. Un gran valor social es la amistad.

La mayoría de las personas aprenden esta actividad de forma empírica. Ni los Padres ni la escuela enseñan con la atención que se debería para tan importante valor. De allí, que algunos seres saben apreciar más lo que es la amistad que otros; están consciente de lo que ello implica, y otros, no.

Las relaciones de amistad pueden nacer en diversos contextos y situaciones. Desde niños hasta adultos mayores, en la escuela, por donde vivimos, con nuestros familiares, trabajos, etc. Estas relaciones pueden surgir espontáneamente o son resultado de un trato constante o de cosas en común, podemos tener amigos que hicimos de repente o que conservamos algunos desde nuestra infancia.

Emprendimiento escolar: Un estimulo para los estudiantes

El emprendimiento escolar es la iniciativa que puede tener un estudiante con el apoyo de la institución educativa, para crear proyectos y ponerlo en práctica, mostrando así sus capacidades, talentos… e incentivando a sus compañeros para que también emprendan.

Cuando una institución escolar fomenta este tipo de emprendimiento, lo que realmente busca es encontrar el alto potencial de sus estudiantes (que muchos de ellos no conocen). ¿Claro con esto? es muy fácil, el emprendimiento escolar es toda actividad de emprendimiento (iniciar, crear un producto o servicio, innovar… todo orientado a cubrir una necesidad) que se inicie o desarrolle en el entorno escolar.